miércoles, 15 de julio de 2015

El arrullo

Dejé el arrullo sin coserle los broches, a la espera de ver exactamente cómo arrullarlo. Finalmente lo usó sin acabar, por falta de tiempo...

Tampoco lo usé mucho porqué me emparalloné con el forro de polyester, ya que cada vez me fui convirtiendo más al mundo eco. Ahora me arrepiento de no haberlo usado más, pq pasamos un invierno muy frío y viendo la foto le veo taaaaan agustito.... Además es una gozada cogerlo con él puesto.

Otra utilidad para el arrullo, es que directamente duerma "toda" la noche con él, hasta que crezca un poco más y ya duerma con los sacos tipo grobag. El estar así de arrullados los primeros días es muy beneficioso, os dejo un enlace: http://www.crianzanatural.com/art/art170.html 


PROS
Creo que fue un acierto no usar velcro y ponerle los corchetes, pese a que no lo acabara. El velcro se acaba enganchando por todas partes...

CONTRA
Si tuviera que volver a hacerlo tengo claro que el forro lo pondría de franela orgánica.

MONTAJE



No hay comentarios :

Publicar un comentario