lunes, 11 de julio de 2016

A la playa preparados

No hay verano que se precie sin ir a la playa, así que con los peques debemos asegurar ir bien preparados en todos los sentidos: para que disfruten, beban y coman. Y todo bien protegidos!

Así que vamos a dar un repaso a la protección solar, la ropa y complementos, los juguetes, la hidratación y la alimentación.





La verdad es que este post puede ser extensible a cualquier día de verano en la montaña, campo o simplemente de paseo por la ciudad.

Lo primero es ir bien protegido del sol, sobretodo en las horas centrales del día. A los bebes menores de 6 meses no debemos ponerle crema para el sol así que mejor que no le de directo. Debajo de la sombrilla y si es en el carrito cuidado con taparlo demasiado o con el uso de las muselinas. Nosotros en cuanto acaba primavera ponemos la capota de verano de bugaboo, súper recomendable y a Petit le   encanta mirar por sus ventanas! El desembolso vale muchísimo la pena.

Para los mayores de 6 meses, ya podremos ponerles crema para el sol. Si como mucho van a gatear en una zona controlada bajo la sombra, podemos evitarnos ponerles crema, pero si ya son andadores les pondremos crema por todas las zonas necesarias, con mucho cuidado con los ojos y las manos, porque hay probabilidad de que acaben en la boca.

A Petit le ponemos la crema solar Alphanova bebé 100% ingredientes naturales de factor 50.  Pero para informarte ampliamente sobre los solares te recomiendo este post de Nina Benito.  Para resolver todas tus dudas sobre los solares ecológicos, está este maravilloso post: http://organics-magazine.com/solares-ecologicos-2016-resolviendo-dudas/. Y para tener más información en general, éste donde hablan tamibén de las diferencias entre filtros físicos, químicos y biológicos y qué tener en cuenta en cada uno de ellos. Ya os adelanto que por el bien de nuestra piel, organismo y del mar y fauna marítima, mejor irnos a cremas solares con filtros biológicos con certificado.

Hay ropa apropiada para evitar los filtros solares: bañadores, gorros y camisetas del decahtlon, Popin de Close, Banz, etc. Así que muy apropiadas para la playa. Si no, con ropa de algodón nos valdrá para protegerles. Además, podemos comprarles también unas gafas. De las de verdad, no de juguete. Con sus cristales correctos. En este post tenéis más info sobre lo que necesitas saber sobre gafas y los ojos de los bebés y niños. Si, toda una peripecia colocarle gorro y gafas, pero tendremos que valernos de nuestras habilidades como padres para ello. Recordad que actúan por imitación ;)

Respecto a los bañadores, nosotros usamos los bañadores-pañal de tela, para ser un poco responsables y no los de usar y tirar. Los diseños de popin y imsevimse son geniales. Van por tallas según el peso del bebé. Solemos llevar dos a la playa, para evitar que esté con el culete mucho tiempo mojado. Por suerte nunca se ha hecho caca con ellos puestos, así que no os puedo decir cómo aguantan...

En la playa es un buen sitio para jugar a construcciones y traspases, y lo que surja con el agua y la arena, poniendo en práctica su motricidad fina. Así que llevaremos los juguetes típicos de playa: pala, rastrillo, cubos, moldes, regadera, ... Importante que sean adecuados a la edad de los bebés para evitar toxicidades, raspaduras del plástico mal cortado, etc. También llevamos una pequeña carretilla, donde Petit mete y saca todas las herramientas, o lo llena de piedras y conchas, de arena o de agua. Desde 



Al principio le costaba eso de llevar por detrás la carretilla, ya que el movimiento básico que les sale es empujar, pero la carretilla hay que arrastrarla, y eso de mirar hacia adelante y llevar en la mano la carretilla le costó un par de días. Y eso que tiene su cocodrilo que le encanta llevarlo por el pasillo.


Os dejo también un post de babycaprichos donde nos comentan lo bueno que es el jugar con la arena: http://www.babycaprichos.com/blog/beneficios-sensoriales-arena-ninos/

Y por último, y no menos importante, algo indispensable a llevar es hidratación y alimentación. Si el bebé es menor de 6 meses no hace falta darle agua. Teta o biberón a demanda es suficiente. Una vez empiezan con la alimentación complementaria hay que ofrecerles agua. Y para nosotros lo mismo, como hay que evitar las bebidas azucaradas, agua bien fresquita para todos! Respecto a la alimentación, lo mejor es un buen tupper lleno de fruta cortada y preparada para que toda la familia pueda ir cogiendo: sandia, melón, cerezas, paraguayos, melocotón, plátanos... Alimenta y refresca, ¿qué más se puede pedir? Otras ideas prácticas son las tortitas de maíz, (el granero tiene éstas sin sal, y están buenísimas) de castañas, etc. Evitaremos las tortitas de arroz, por su alto contenido en arsénico.

El fin de semana pasado estuvimos en la playa, y fue como una patada a la realidad del problema de obesidad que sufrimos, y lo más grave, la obesidad infantil. Mirases donde mirases, no había familia sin un paquete de patatas, ganchitos y/o frutos secos salados o con miel en la mano. Vamos, había más variedad en 100 metros a la redonda que en la línea respectiva del supermercado.

La familia de al lado fue el apogeo total: la niña de unos 10 o 12 años "regordita" con un paquete de quicos, surtido o parecido que le proporcionaba la madre. El padre, con su respectiva barriga, le reprocha: "deja ya de comer, que te estás cebando como los cerdos. Después no quiero lamentaciones... No me pienso gastar ni esto (gesto con los dedos para marcar muy poco) en dietas". Y la niña sigue comiendo como si nada. No señor, el problema se lo ha ocasionado usted por no darle una dieta saludable a su hija. A dejado de lado esa gran responsabilidad. Por lo tanto, usted como culpable debe tomar las medidas oportunas desde ya. Sin amenazas respecto a dietas, como si eso fuera la solución. El solo hecho de utilizar el plural ya nos recuerda que las dietas no son un camino ni una solución, simplemente debemos mejorar nuestra alimentación y evitar una vida sedentaria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario